Historia

Home / Historia

De Can Met Carreter a Niu de Sol

El nen de la foto és el meu pare (Jaume Barceló Macau).

El abuelo de mi padre era el carretero del pueblo. Hacía carros en el taller que tenía entre la calle La Costa y la calle Nueva. El oficio continuó dos generaciones hasta que los carros fueron sustituidos por los tractores. Sobre este espacio, después de varias transformaciones, fuimos construyendo el alojamiento rural y el hotel.

El origen

Aquesta sóc jo davant l'antiga casa del carrer Nou on ara està l'hotel.

El año 2006 se creó El Cau de Palau, situado en la calle La Costa. El origen de la casa rural no surgió de una idea, sino más bien de unas señales que convergían en un punto. Cuando una mujer es madre algunas cosas cambian, y mi responsabilidad cambió cuando parí a Marta. Recuerdo un día en casa, donde ahora está el Cau, que llamé a las niñas para saber donde estaban y no me respondieron. Aquel día sonaron todas las alarmas. Marta y Laia no respondieron porque la casa es tan grande que no me oyeron. Ellas estaban bien, pero aquel día decidí que no quería vivir en una casa en la que no pudiera controlar en todo momento lo más preciado de mi vida. Por otro lado, la noticia de las ayudas que daban para los emprendedores desde el Consell Comarcal me llegaba por diferentes fuentes, como si fuera un canto de sirenas. Al final, me acerqué a las oficinas y lo vi claro: hacer una casa rural era la solución para reinventarme y perder de vista la casa sin tenerla que vender.

La otra parte, el Niu de Sol, se inauguró el julio del 2008, fruto también de mi obsesión por no “perder ningún tren”. Mi padre se quedó hemipléjico debido a una embolia y, como que no podía subir escaleras, las niñas y yo cedimos a mis padres el apartamento que hacía poco habíamos estrenado y que estaba a pie de calle. Como que la casa donde nací y crecí estaba vacía, empecé a barruntar la idea de ampliar el negocio empezado justo al lado. La inversión era enorme y la hacía sola, pero finalmente, con un punto de inconsciencia y de fe en que los dioses no me abandonarían, inicié el proyecto que me traería más quebraderos de cabeza de mi vida.

Los nombres

Cau (madriguera) surgió buscando una palabra que rimara con Palau. Niu (nido) también se asemeja a Cau porque recuerda un lugar acogedor, cálido y familiar. Tanto un cau como un niu comparten esta idea de algo casero, confortable y protegido. Por otro lado, sabíamos que los extranjeros desconocerían el significado de niu, así que buscamos una palabra que se entendiera bien en todas partes y que no hubiera que traducir: Sol.

La construcción

La normativa para transformar una casa familiar en casa rural no es muy rígida y no hizo falta cumplir muchas medidas para adecuarla. En la casa de la calle Costa sólo se tuvo que poner baños en las habitaciones que ya tenía la casa y construir algunas terrazas. En cambio, por lo que respecta al hotel, la normativa es muy exigente en términos de seguridad y medidas, por lo cual tuvimos que tomar la penosa decisión de derrocar muros y escaleras de piedra que eran muy bellos. De Can Met Carreter ahora sólo queda la planta baja, repartida en el espacio que usamos de almacén y la zona del garaje.

logo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies